miércoles, 1 de agosto de 2007

Campanella

Hay dos cosas que me fascinan cuando veo una película... que la película te haga sentir y pensar, y el humor de lo cotidiano. Porque si escucháramos nuestras conversaciones en una película, hasta de las peleas nos reiríamos a gritos.
Hace aaañoos vi "El Hijo de la Novia", ya que estaba de moda, nominada al Óscar y bla bla... y guau que me quedé corta... Una historia de amor que se ve principalmente en personajes, el padre que se quiere casar por la iglesia con su esposa de siempre que está en un hogar para ancianos, el hijo (reventado pero exitoso dueño del restaurant de sus padres) que tiene un atado entre su ex-esposa (con la neura propia de las divorciadas) y su novia (la chica joven y romántica que luego veríamos actuar en una película gringa con Gael García), y el amigo que perdió a su familia en un accidente. Y vaya que impresiona lo inteligente que es la película, porque hay de lo de siempre, y no tan meloso.
Cuando supe que Campanella había hecho otra película, dije "no me la pierdo nica...". Fue así como llegó meses después de su estreno en argentina por el auspicio de internet la genial película "Luna de Avellaneda", que mezcla una bella imágen del club en sus años dorados con el absoluto fracaso del progreso, las promesas del futuro y el fin de cualquier sueño que son propio de estos años. Aquí Darín le da vida a un personaje muy especial, ya que su vida es el club "Luna de Avellaneda" (de hecho nació ahí). Es imperdible. Sobre todo por las grandes dosis de humor que se puede encontrar hasta en las situaciones más inesperadas. Aquí también lo relacionado a el amor, padre e hijo, las tradiciones y un largoooo etc son claves.
Ya, no les cuento más. Les dejo los trailers de las dos películas, para ver si se animan a verlas :)




1 comentario:

Polly dijo...

Que bueno que te gusto mi blog , y claro una pelicula nos debe llenar de emociones y hacernos sentir que estamos dentro de ella.
Saludos
Pollywatchthestars
Buen blog ;)