miércoles, 23 de enero de 2008

Se escapa de las manitos de nena

Puede ser algo ridícula la foto, pero es mi cara de nena suplicando por algo de tranquilidad para estar consigo misma... Me cuesta pensar que con la cabeza de quinceañera esté atrapada en el cuerpo de una veiteañera, en un trabajo de adulta, y con preocupaciones y limitaciones de una señora. Tal vez es el impacto a las primeras veces que me han sido tan chocantes en estos últimos días; como la primera vez de tanto trabajo inútil y a la vez estresante, como la primera vez de golpes con dolor y mente de hierro, como la primera vez enfrentándome a mi misma, a mis miedos, a mi coraje... Han sido de las primeras veces en las que deseo ser chiquitha y haber aprendido de antes tenerme a mi misma como rival, como meta, como cuidado. Si tuviera quince años tal vez las cosas hubieran sido distintas, y vería mi futuro no tan encima, disfrutaría del viento de los atardeceres de verano, de los dulces, de los pies descalzos el doble de lo que los disfruto ahora, de los vestidos y promesas del sol, de los pequeños tesoros, de los sonidos del alma, de los dolores con solución inmediata. Desearía tanto haber aprendido antes a amar otras cosas antes de amar los imposibles, y saber que ahora he conseguido amores posibles (de los más fascinantes que jamás pensé que me esperarían en la vida). Que tengo tanto de que ser feliz, y sigo admirando las pequeñeces igual.
Quiero ser siempre pequeña, pero conseguir lo grande, para eso seguir esforzándome, aunque las lesiones sigan, aunque los tiempos no alcancen. Recordándome todos los días, que somos pocos los que viven alguna vez en sus vida con pasión lo que aman hacer... los que tenemos en nuestra vidas esas utopías posibles con paciencia, sudor, lágrimas, pero lo más importante, esas utopías que solo se consiguen cuando uno se enfrenta a si mismo :)

NO SE PIERDA EL ABIERTO INTERNACIONAL DE KENDO COPA JAPÓN REALIZADO EN EL CLUB PROVIDENCIA ESTE SÁBADO 26 DE ENERO!!!

3 comentarios:

Nico dijo...

Te amo mucho mi guagua, sin imortar las largas distancias que a menudo nos separan, y quiero que sepas que siempre contaras con migo para lo que sea y cuando sea.

Te amo

Nico

Polly dijo...

Es terrible entrar al mundo laboral, me pasa que me siento una niñajugando a ser grande, tratando de cerrar los ojos para no ver las cosas feas que pasan a mi alrededor.
Saludos

Teatropanero dijo...

ya fran free your mind nomás...haga lo que quiera hacer...y tenga cuidado, que a veces lo que uno quiere hacer no es lo que de verdad uno "quiere" hacer... se entiende....bueno si no se entiende no importa, es para motivar la reflexión no más...jajajajajaja