miércoles, 20 de agosto de 2008

Cuando pasas de lado hay cosas que no se ven

Estaba tan ahogada entre mis deberes, mis proyectos y mis posibilidades, que no me había dado cuenta, solo hasta que una rama chocó con la ventana de la micro (almohada de las imposibles mañanas de invierno), que los ciruelos ya estaban en flor.
Debo confesar que mi debilidad es esta época de año, entre Agosto y Septiembre. Durante Agosto reflexiono lo que he vivido en los últimos doce meses, además recuerdo a mis queridos abuelos, donde he concentrado en los días 15 de este mes, todas mis esperanzas en mis recuerdos y sus enseñanzas. Vivo con mucha alegría mi cumpleaños (todos saben que adoro celebrarlo). Lo que me hace sentir absolutamente viva, es ese sigiloso cambio de luz, las tardes más cálidas que al llegar Septiembre se comienzan a convertir en rutina, y ese vientecito que corre, pero que no anula, y nos hace volar. Las caminatas a tu lado, como la de hoy, en las que recuerdo los ciruelos en flor (riqueza solo de esta época del año) y los atardeceres rosados, son aún más bellas en épocas de la partida de mi Abuela, de nuestro querido Matías (ya son tres años), de mi cumpleaños (veintiúno) y nuestro aniversario (cuatro).

viernes, 15 de agosto de 2008

15

Es probable que nunca deje de extrañarlos. Es casi un juramento el decirles que jamás me olvidaré de sus caras, de sus voces, de su amor. Debo decirles cuanta falta me han hecho, y que cada día 15 de Agosto los lloro. No son ni huesos en un nicho ni cenizas esparcidas, son dos personas que llevo en cada pensamiento y en cada movimiento, y que jamás dejarán de vivir, porque valen tanto, que es imposible la muerte para ustedes dos.

miércoles, 13 de agosto de 2008

¡Mamá, no puedo dibujar! (A pesar de ser joven, nací en los 80')

Hace unos días, cuando el mouse rojo hermoso dejó de funcionar, me quedé por unos instantes sin dibujar. Entre tantos planos que están en la cola de espera de los cientos de miles que hay que hacer, comprenderán que no me fue gracioso. Incluso al usb le saqué punta como a un lápiz, con mis manos verifiqué si su interior cargaba con la tinta necesaria. Pero no hubo caso, estas tonteras duran menos que esos lápices grafito que vendían en la micro. Asi que me compré otro mouse, cooperando con la chatarra electrónica de la galaxia.

miércoles, 6 de agosto de 2008

El sabor especial de Agosto

Este Agosto, como todos los que he vivido, ha de ser especial. En esta oportunidad, Agosto será el mes que me verá por última vez como estudiante de tiempo completo, sin práctica, sin trabajo. Serán los últimos días antes de comenzar el camino del adiós a la Universidad que me vió esforzarme aunque la vocación no iba de la mano. Tengo mucha pena, sobre todo por mis amigas, con las que he compartido tantos momentos buenos, por mis queridos profes a quienes extrañaré y por esa dinámica universitaria, que aunque en días como hoy me tienen sobrepasada, me han hecho valorar con más aprecio lo poquito que queda para salir y ser "mayor".