miércoles, 22 de abril de 2009

¡Feliz Día!

A nuestra querida Tierra, un saludo en su día. Dejen sus saludos, de seguro los leerá :)

lunes, 20 de abril de 2009

Tenía que pasar esto para

Tenía que pasar que a mi amigo Rodrigo le encontraran un tumor en la cabeza para que nos diéramos el tiempo de vernos. Nos conocimos aún adolescentes, amigos de barrio, de esos que uno conoce desde la polola, hasta el pariente más lejano, con el que uno está por la tardes después del colegio, y eres capaz de estar siempre con él haciendo lo que sea. La universidad, los pololeos respectivos y un montón de tonteras, hizo que nos viéramos menos. Los mundos se separan, pero el cariño que siento por él está más que intacto. Desde el viernes han desfilado una enorme lista de recuerdos que tengo junto a él, tal vez sean demasiados y muy buenos, los que me dejaron un poco angustiada pensando que haría si le pasase lo peor... Sé que no somos culpables de nada, que nunca ninguno de los dos dijo algo malo del otro, ni hubo peleas, simplemente andábamos en paradas distintas, pero ¡cuánto lo extrañaba!. Y justo, como nos hemos dicho mutuamente, tenía que pasar esto para volver a ser re buenos amigos como siempre, de esos que uno siente que es como el hermano o como la hermana que nunca tuvo. Que todo esto que pasó, tan triste y complicado, sea un reencuentro de los buenos con mi amigo. No voy a dejar ni un solo día de ir a verlo al hospital, porque quiero recuperar esa amistad que tan importante es en mi vida. Y quiero que siga adelante, como lo ha hecho estos últimos tres días, a pesar de lo delicado del asunto. Y como cada vez que lo entro a ver, seguir viendo su sonrisa y sintiendo su alegría de vivir.
La foto de la entrada es de hace aaañoooss, jajaa me da mucha risa, y veo al Rorro alegre, por eso me gusta :)

jueves, 16 de abril de 2009

Ya no soy de multitudes

Y me dí cuenta el sábado pasado, mientras estaba con mis amigas en la fiesta de la resurrección de plaza italia, al parecer ya no soy la adolescente de antes, que le daba lo mismo que la empujaran o pasar entre medio de tantas personas durante los conciertos o en aquella misma fiesta que año a año sigo. Pareciera que los años y los miedos atribuídos a malas experiencias en este tipo de eventos, despertó en mí una especie de fobia de las multitudes. Debe ser a que cada vez menos frecuente este tipo de actividades y que poco a poco, mi círculo más cercano se ha ido cerrando más y más. Pero debo reconocer que me refiero a aquellas multitudes que están presentes no solo en este tipo de eventos, sino que se ha hecho normal en mí optar por una suerte de soledad elegida, pero no soledad absoluta, sino que la vida me a hecho ser más desconfiada y tímida. ¿Malas experiencias en las relaciones humanas?, sí! pésimas experiencias. No digo por esto que soy una ermitaña, y mis más cercanos saben que me encanta hacer de anfitriona y asistir a reuniones sociales, pero siento que mí desplante ha disminuído, me he calmado para concentrar mi energía en quienes me inspiran ese cariño y respeto especial, y siempre estoy con ese miedo de dar mi cariño a quienes después defraudan como ninguno.
Soy una nena bien territorial, y me gusta tener mi espacio, tal vez por eso es que he optado por la vida que llevo. El Nico me dice que a veces parecemos viejitos, pero que no encontraba que eso fuera malo, y yo sé a que se refiere. Es que me vino un poco antes de lo habitual el tema de sentar cabeza y ser responsable, por eso me estoy cubriendo de las multitudes y de los malos momentos. Ando con miedo, díganme lo que quieran, pero la cosa es así en mi vida... y no sé si es bueno o malo, solo es.
Saludos a mis amigos blogueros, que me alegran con sus posts! :D Al resto de mis amigos tb. a la Paulala (ánimo!), a la Pola (está que nace la Antonia!!!), al Cris, y a las chicas del club de Lulú jajajaja (Sindy, Toni, Lau, Rata y Flo que las adoro) y a mi eterno amorcito, que volvió súper de Chiloé. Ellos y muchos más son la multitud de la que no huyo :)

miércoles, 8 de abril de 2009

Mi Nombre

Un día, ví que un buen amigo (Cris), tenía como foto de perfil de facebook su nombre escrito a tinta. Bueno, le pedí que escribiera el mío. Y es por una muy buena razón, quería hablar en esta entrada sobre mi nombre y lo bien que me caracteriza... y no hablo de los apellidos, que en este caso aparece el paterno con una falta que siempre está cuando otra persona lo escribe xD (el acento en la primera a de Cárcamo). Pero mis apellidos (Cárcamo Rojas), me son indiferentes cuando quiero encontrar en ellos un real significado o algo que me determine. No quiero decir con esto que cuando te asignan un nombre te están definiendo como persona ni mucho menos, pero en mi caso me sorprende lo bien que este me describe.
Desde chica me contaron que mi hermana decidió como me llamaría. Si era niño me hubiera llamado Cristóbal (de hecho mi mamá está convencida de que debo llamar así a algún hijo que tenga, cosa que no creo que pase...), y si era niña; Francisca. Debo confesar que de chica me hubiera gustado llamarme Fernanda, no sé por qué. Pero ahora, un poquito más grande, me encanta mi nombre.
Por ahí he averiguado que Francisca define a la persona que se nombra así como de:
"Naturaleza Emotiva:

Naturaleza emotiva vehemente. Se manifiesta en la expresión artística, las cosas del honor y las del humor. Ama el color, las proporciones y el ánimo alegre. Le gusta sentirse complementado.

Naturaleza Expresiva:

Es empeñoso. Se expresa por medio de su comprensión para los demás, despierta simpatías y antipatías. le gusta resolver problemas ajenos y dar amistad. Ama lo que perdura.

Talento Natural:

Es mente de pensamiento amoldable. Se expresa como pensador liberal y fácil de congeniar, muestra facilidad para dar forma grata a las creaciones de una imaginación siempre fecunda. Recibe aumento en las empresas que requieren de gusto artístico, destreza en la coordinación y ejecución y cierto humor e idealismo en el logro de los resultados. Ama las cosas del amor, del honor y de la familia.
Podría destacar en profesiones como orador, escritor, actor, pintor, músico, humorista, hostelero, comediante, estilista o comerciante.

Número de Suerte: 6" (Fuente: MiSabueso)

¿No será mucho, digo yo?
El nombre es una de las cargas más pesadas o amables que debemos llevar a como de lugar toda nuestra vida. Aunque pocos me digan Francisca, y siempre me digan más Pan, Fran, Pancha, Panchulei, etc... amo mi nombre y siento que sin él, muchas cosas serían distintas. Además es el único que tengo, no tengo segundo nombre, así que tengo que cuidarlo, jiji.

Cuéntenme de su nombre, ya?
Gracias Cris por la imagen :)

miércoles, 1 de abril de 2009

Un versus que me perturba... Chinchineros y otras hierbas

El viernes pasado, con Nico estábamos en el tradicional Shop Dog de Pedro de Valdivia (encima de una chorrillana, porsupuesto). Por lo general siempre cuando vamos, nos sentamos tras la moto o en cualquier otro lugar, pero siempre lejos de las ventanas. Pero justo en esta ocasión, nos sentamos al lado de una ventana. Fue ahí cuando llegaron los exponentes de una de las últimas tradiciones nacionales vivientes, los Chinchineros. El show siempre me ha resultado exótico, y pocas veces en mi vida lo he visto con tanta detención. Aunque siempre lo he pensado, fue en ese momento que no sabía si me daba tranquilidad o rabia, que un niñito aparentemente menor a ocho años, sea parte de este pequeño grupo de chinchineros. Se podría decir que más que el plato fuerte, el pequeño podría resultar la curiosidad, no tan solo para nosotros, sino que también para cualquier extranjero que lo viera, con sus movimientos pélvicos improvisados que sacaron más de una sonrisa. Finalmente, con Nico les dimos a estos tres chinchineros unas monedas, fue ahí que me quedé un poco complicada con esa propina. ¿Cuál es el precio que deben pagar los niños a costa de la preservación de nuestras tradiciones?. Ese niño, hijo mío y a la hora que era, estaría ya en su quinto sueño, mientras que ese niño, pequeño y frío, bailaba y seguía en todos los pasos a los dos grandotes que trabajaban con él.
¿Acaso es tan delgada la barrera del límite que ven los padres y/o compañeros de trabajo del niño entre la formación en libertad y el trabajo infantil?. ¿Qué serían de nuestras tradiciones si estos pequeños no fueran formadas en ellas?. ¿Acaso el niño hijo de chinchinero, debe serlo también?
Trabajo difícil, estoy tan confundida que se los dejo a ustedes, queridos amigos y lectores de este blog.
Saludos!! y espero que todos tengan un excelente inicio de Abril!!
(Dato: cuando busqué en google imágenes de chinchineros, las primeras que salieron eran con la presencia de algún niño :S)