domingo, 31 de mayo de 2009

Un encuentro inesperado

Imprimir

Espero que algún día te aparezcas por aquí, y me respondas algunas preguntas que sé que ni con este libro ni con otro podré responder. Pero como te fuiste tan lejos y sé que nunca vendrás, prefiero tratar de responderlas buscándote entre tantas hojas y tintas, aunque sea en vano…

0007DSC04227Me comienzo a preguntar, si es solo azar y coincidencia que ayer haya llegado a mis manos este libro que tanto tiempo he tenido que esperar.

Caminando por la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, me topé con la grata presencia de Editorial Alfaguara, a la que siempre le dedico unos minutos de mi visita a la Feria del Libro que sea. Claro que en esta ocasión, y luego de unos segundos de indiferencia, aparece “Papeles Inesperados”, el que por simple error de cálculo, nunca imaginé que encontraría ahora.

DSC04240

Recién salido del horno (publicado ahora en mayo), he comenzado a leer esta joyita, fruto de aquellos textos perdidos, o bien, nunca antes editados de mi escritor favorito, Julio Cortázar. Algunos textos fueron rescatados de donaciones hechas a universidades en México y EE.UU., otros textos criticados en diarios, etc. La mayoría fueron encontrados en una cómoda que se encontraba en la casa que compartió junto a su primera esposa, Aurora Bernárdez el año 2006, heredera de todas sus creaciones. Hay capítulos perdidos de “El Libro de Manuel”, “Un tal Lucas”, “Historias de Cronopios…”, entre otras curiosidades, como la de una auto-entrevista. Una delicia absoluta, que comienzo a devorar de a poco, y que se suma a mis libros de Cortázar.DSC04243

¿Qué importancia tiene?. Para quienes hemos sido acérrimos de Cortázar, y hemos leído sus cuentos y novelas, son más de 450 páginas cargadas de incontables y censurables, así como un ventanal desde donde podemos apreciar a este argentino-belga-francés-alemán (según su última biografía), en sus textos, tal vez, más esenciales.

Demasiada emoción junta, y quiero seguir leyendo, así que a todos los seguidores de Alegarikous y amigos blogueros, un enorme abrazo! :D

miércoles, 27 de mayo de 2009

Fotoblog; instantáneas desde mi celular, registrando día a día

Hace algunos días comencé a tomar algunas fotos con mi celu, en los lugares donde suelo estar y a mis nenes (Nico, Cote y Gata). En otra oportunidad retrataré otros lugares y a otras personas… Tal vez sea una lata verlas xD, pero voy a ver como resulta la idea :D y así me cuentan de sus lugares y personas también :) Fotos entre el miércoles 20  y martes 26 de mayo 2009.

nico_07

Cuando es feriado, la noche anterior siempre es motivo de celebración. Una película o salir a comer, conversar y regalonear. Nico siempre anda medio cansado, pero bueno para lesear. Nos reímos y ya nada es importante, total, ¡Mañana es feriado!

Aquí sale Nico, esperando el sushi (que a todo esto estaba de maravillas).

Siempre es exquisito dormir hasta tarde, despertar juntitos, regnico_y_panalonear un rato y ver como vas en bici al cerro desde mi ventana :)

Los pijamas de oso y las caras de tuto lo dicen todo…

pan_04Los viernes por la noche, aunque los sábados tenga que trabajar, aprovecho de ir a curiosear y comer algo rico. En esta ocasión fue a ver sillones, compra que no resultó…

“Mira!, me saqué una joto” (con mi común tono guagón que hablo con Nico)

Imagen028

Imagen030 Nico y Gata despertando… sábado

Si la Gata no duerme con nosotros, nos va a despertar por las mañanas, con sus tiernos maullidos y ronroneos.

Sus caras nos saca más de una risa, siempre tan humana con sus ojos bien abiertos no necesita arrugarse para demostrar lo que siente. 

 

mayo_02

   Después de trabajar, el sábado es una fiesta. Luego de almorzar, nos fuimos caminando por el típico camino entre la gelatería y el departamento. Paradero obligado son las curiosidades que se encuentran en el camino y la ¡Pileta!

mayo_01

cote_y_nico

El domingo no es fome, es lo más entrete. Siempre hay tiempo para dormir, quedarse en casa acurrucadita, ir al museo o leer hasta no poder…

También vamos a jugar como locos al “Extreme”, un centro de juegos en línea. El Cote y el Nico son los primeros en alistarse, jeje, par de viciosos…

Se llevan bien, aunque a veces se ponen medios ociosos y la agarran conmigo.Fotografía 0048

¿Por qué somos tan regalones? Los días libres siempre es un tiempo constante, en el que nos encargamos de disfrutar todo a concho.

mayo_03 Vista desde el balcón. El colegio que me vio crecer y la torre que conozco desde sus fundaciones.

Imagen010

A diferencia de otras oficinas, mi actual trabajo es como una pecera. Rodeada de ventanas eternas, se pueden matar los escasos minutos libres mirando hacia algún lugar de la calle, donde pasa de todo.

Aquí en el mesón es todo a mil, con suerte tienes tiempo para respirar. ¡Cada segundo vuela lejísimo y muy rápido!

El ruido es constante, los teléfonos, los clientes, las máquinas.

Imagen007Mi taza viajera :)

Imagen003

Imagen002  Cuando estoy atrás, es todo más silencioso y tranquilo, pero nunca tanto. Aquí aunque tengo tiempo de respirar, no se puede perder el tiempo, y entre proyecto y proyecto, se va la mañana y luego la tarde.

apoquindo_

apoquindo_00

Cuando salgo del trabajo, Apoquindo es un caos, siempre lo es. Aquí se ve un poco despejada, pero fue pura casualidad.

Imagen000Por más que llegue cansadísima a la casa, siempre hay tiempo para mi hermanito y ayudarlo a estudiar.

Como él no vive conmigo, siempre es una odisea que no debo desperdiciar, verlo y ponernos al día. Por eso es que vale tanto la pena hacer el sacrificio de ir a dejarlo de noche o desvivirse para que entienda alguna materia.

Las matemáticas y la historia fueron plato fuerte el lunes pasado.

Imagen011 mayo_

El día a día es difícil, pero siempre hay cosas curiosas con las que uno lo pasa bien. Otro día subo otras fotos, en otros lugares y situaciones, por mi parte me despido contenta hasta un próximo post ;)

Saludos!!!

sábado, 23 de mayo de 2009

La cuerda del reloj, ¡cu-cú!

Favor de leer “Instrucciones para dar cuerda al reloj” y compartir un grato momento con Julio…42-21994694

“¡Qué rico, se me pasó el día volando…!” cri, cri, ese es mi peor miedo, que la vida se me pase volando entre rutinas y actos sin sueños. ¿Qué puedo hacer para que esto no suceda?. A ratos no sé que hacer para que mi vida no tenga ese olor a sinsentido todas las tardes cuando llego a casa. Tampoco sé en que segundo, minuto u hora tiene cabida ese sentido que yo misma me he propuesto y que me ha quitado justamente tiempo para proponerlo dentro de mis actos y voluntades.

Sé que soy del tipo de persona odiosa, que en muchos lugares estorba, de esas que se propone cada cierto tiempo analizar su vida y que pasa por ella de acuerdo a los cambios y progresos (o retrocesos) que ha tenido. Replantear mi tiempo, replantear mis ganas. Encontrar los momentos, pero cuando ese tiempo escasea, vaya que es difícil encontrarlos.

¿Qué hacer con mis años y mis proyecciones? ¿Deberíamos dejar de dormir o entender de una vez por todas que la vida es corta y debemos dedicarnos solo a lo realmente importante? Sería importante abolir esta esclavitud, es casi urgente dejar a la vocación el tiempo, y darle al tiempo un par de vueltas más de reloj.

Queridos amigos blogueros, mis más sinceras disculpas por no dedicarles tiempo, pero para variar anda tan escaso, que solo en pequeños oasis como este, puedo sentarme a escribir y compartir con ustedes. Los adoro!

miércoles, 6 de mayo de 2009

Oda al trabajo

Me recuerda mi época de soldadora

Porsupuesto que sé lo desactualizada que estoy, y que el día del trabajador pasó hace casi una semana, pero hoy me dedico a dar un espacio en este blog para contarles lo importante que es para mí trabajar, que no es sólo una actividad que realice por las lucas. Aunque claramente me encuentre hoy vetada de como el 80% de mis conocimientos y re poco es lo que puedo aplicar (amo los desafíos intelectuales), sé que el trabajo dignifica y significa para el ser humano una fuente de desarrollo que no tiene igual. No hablo solo del simple trabajo remunerado o la actividad repetitiva, también incluyo lo que hacemos por motivaciones propias, por voluntad, por vocación.

A pesar de tener tan limitado el concepto del trabajo, creo que desde nacemos tenemos una especie de trabajo continuo, del que nos tenemos que encargar para crecer. Yo siempre pensé que ir al colegio e ir a la universidad también forma parte de un gran trabajo para nosotros mismos, una especie de ocupación propia y sin fines de lucro (al menos para quien recibe la educación), haciendo funcionar cuerpo y mente, manos y ojos para procesar y desafiar. El trabajo no es solo aplicar conocimientos, sino que proponerse desafíos y dar lo mejor de sí. El trabajo es lo más importante de la humanidad, de quienes se despiertan todo el día con cosas que hacer, con cosas que pensar y crear, materializar y ayudar. El trabajo nos hace enloquecer, sonreír y también llorar, encontrar lo mejor y peor de cada uno, porque es aquí donde se encuentra el genio personal y la voluntad, así como también los demonios de la pereza y la mediocridad.

BE035812

Espero contar siempre con trabajos que hacer, tanto para mí, como para los demás. Espero que el trabajo sea digno para todos algún día, y que los trabajos que hacemos por voluntad no desaparezcan.

Saludos amigos blogueros, de los que hacemos escribir en nuestros blogs, uno de los trabajos más lindos del mundo :)