miércoles, 17 de junio de 2009

La mala prensa; una oportunidad para buscar nuevas fuentes de información

42-20914592 Antes que todo, debo decir que esta crítica la hago con absoluto respeto a quienes han estudiado periodismo y hoy ejercen esa profesión.

Debo ser una de las millones de personas que cada día están más alejada de los noticiarios y diarios pertenecientes a grandes cadenas y conglomerados económicos. Podemos encontrar casos horrorosos como el de un kiosko en Chile, plagado de diarios sensacionalistas que prefieren una portada con un poto bien grande o el escándalo de un futbolista, mientras puede estar quedando la cagada con otros tantos temas sociales. Lo peor, es que en vez de otorgarle información y educación a la población respecto a temas ciudadanos, esta siempre da un poco de circo y tergiversa cuanto tema hay, con el solo fin de llenar las páginas de un diario, en vez de nutrirlo con lo que realmente alimenta a un “país democrático”, que es la responsabilidad como ciudadanos de informarnos, opinar y actuar frente a una larga lista de temáticas.

Atrás quedó ese famoso pancarta de los estudiantes que decía “El Mercurio miente”, porque en él ya no caben las miles de atrocidades que los medios de comunicación hacen, como el desfigurar, encubrir y desestimar aquellos hechos horrorosos que suceden en nuestro país, o bien ponerlos en primera plana ocultando las bondades de un puñado de personas.

Muchos podrán decir que esta es la prensa que merecemos, pero otros también (y con justa razón), dirán que hemos sido parte de un sistema de adoctrinamiento, en el que fuimos acostumbrados a recibir sin analizar, mirar sin cuestionar, y más aún, estar cómodos con aquella información articulada por unos cuantos que dicen ser el cuarto poder. Cosa que es absolutamente falsa, ya que el único poder que existe con total certeza, es el económico y de los tantos empresarios que velan por tener todo bajo control con sus mentiras a la población.

Pero no me quiero quedar en la crítica, que siempre me ha parecido pretensiosa y poco eficaz, sino que quiero resaltar, que mi inquietud por el tema viene desde hace muchos años, y me ha hecho ir por el camino de la búsqueda y complementación de la información, condición bastante poco cómoda, porque implican horas de lectura adicional o bien dedicarme a escudriñar en territorios algo peligrosos. Pero vale la pena. Es cosa de ir por más, no por menos como veo cuando a quienes compartimos la misma generación les importa un bledo su realidad.

Cuando era adolescente, llevé a cabo un proyecto de un informativo. Tal vez algún lector algún día tuvo en sus manos a “Independientes por UKMA”, que llegó incluso a Perú, siendo un pequeño pasquín a base de fotocopias, en él se descubrían un montón de iniciativas de jóvenes, además de contar con algunas experiencias literarias de chicos de no más de 18 años y pruebas de diseño bastantes sugerentes. Fue así que por años me alimenté de fanzines e informativos de varias partes de Chile. Lamentablemente, el dinero y la causa no iban de la mano, por lo que no pude seguir gastando tales sumas a costa de mi madre, y tristemente abandoné tal epopeya, que tal vez algún día retomaré.

Tal vez seamos los blogueros, aquella valiente opción que junto a unos tantos pertenecientes a medios oficiales, podamos conseguir que nuestros pares tengan la posibilidad de informarse y así actuar frente a aquellos problemas que nos aquejan. Espero que más temprano que tarde, recaiga en las conciencias de quienes se dedican a esta delicada labor, el valor de su trabajo y la tremenda responsabilidad social que recae sobre sus hombros al ejercer tal ocupación.

P.D: debo decir que estoy muy dolida con un suplemento al que solía tener una cierta cuota de respeto. Me refiero al cuerpo “Artes y Letras” de “El Mercurio”, que sin escrúpulos enalteció el libro “Papeles Inesperados”, que con gusto leí, y que al momento de hacer la crítica, Don Jaime Collyer, hace más auténtico que nunca su compromiso con dicho diario al referirse solo a una pequeña parte del libro lleno de cuentos y capítulos perdidos, y hace ojos ciegos a los cientos de páginas que Julio Cortázar lanza con su mejor artillería contra la prensa chilena, en especial contra “El Mercurio”. ¡Qué fácil es arrepentirse de su tal ansiada espera por el libro!, les resulta tan poco conveniente que las personas lean ese libro, que prefieren catalogarlo como innecesario y conveniente para el autor, una migas más para sus seguidores. Y así suma y sigue con la crítica publicada por la revista el sábado, que luego de dedicarles páginas completas a describir con asombro tal preciado tesoro, dicen todo lo contrario cuando se encuentran entre sus páginas con una de las críticas más duras que ha recibido “El Mercurio” jamás.

Así pasa todos los días…

11 comentarios:

Javi dijo...

Hola Fran:

Entiendo perfectamente a lo que te refieres con tu crítica. Cada empresa en su línea, lo que único que interesa es vender diarios y más diarios. A este país le falta mucho todavía en el tema educacional.

Pero lo que más me duele, son las diferencias marcadas que hay de clases sociales. A mí, en lo personal, me molesta como habla un obrero de la construcción; ¿Pero qué hace el país por mejorar la educación de ese individuo? Más encima, por el lenguaje, esta gente prefiere leer "La Cuarta", porque la "comprenden". No sé, es sólo un ejemplo; no sé si me explico.

En fin. Nada más nos queda agradecer percatarnos de tanta tontera que hay en este país y tomar una decisión. Tú, al parecer, ya has tomado la tuya.

Te dejo un abrazo, Fran. Me alegro que las cosas con Nicolás sigan bien. Saludos para ambos.

Sinfónica dijo...

yo ya no creo en nada que mis ojos no vean, antes pensaba que el mercurio era un buen diario, hasta que vi , el diario de agustín, ppfff, sin comentario, encontrastetrabajo?

Blogger Pechocho dijo...

Cuando he ido a Chile (la segunda patria) procuro nunca leer El Mercurio (quizá sólo cuando entro al baño)...

Prefiero blogs, fanzines y por supuesto, The Clinic!

Rifa!

Andrés Panes dijo...

Es una canción, sólo que dura 1 segundo y algo, qué tanto con eso. Mira: http://en.wikipedia.org/wiki/You_Suffer Hay otras que duran 20 minutos y nadie dice nada, son los extremos nomás. Ah, oye y quería mostrarte esto, a pito de Carlos Cabezas: http://andrespanes.blogspot.com/2009/02/el-resplandor-de-carlos-cabezas.html Saludos, Francisca.

MarianoSalas dijo...

Genial! Hay un análisis de un gringo que leí una vez, sobre el tema de la propiedad de los medios.... y como eso degeneró, y degenera hoy, la calidad de la información que estos medios nos entregan....

Te espero en la Cháchara....

Mariano

Fau dijo...

Bueno, yo como periodista claramente tengo una opinión bien formada acerca de lo que los medios chilenos hoy entregan.
A mí, por el contrario a muchos, no me molesta que existan diarios como LUN o La Cuarta. Esto básicamente porque esos diarios jamás han tratado de vender de que son serios... entonces, quienes tratan de buscar seriedad ahí, están bien perdidos, y la cosa es simple: si no te gusta, fácil, no lo compres/leas.
En lo que sí soy crítico es respecto al contenido de los dos diarios tradicionales de este país: El Mercurio y La Tercera. Estos diarios, además de cargarse inescrupulosamente para un lado político, además, son poco serios... y éstos sí que tienen la obligación de ser serios u objetivos, pero en reiteradas ocasiones no lo son, lo que es una pena, porque desprestigia la labor de los periodistas, que al final poco y nada pueden hacer ante estructuras que vienen operando de una misma línea por años.
Las noticias en general tienen un análisis muy pobre (salvo una que otra excepción en algunos reportajes), y en prensa escrita, además, el periodismo de investigación simplemente no existe (en estos puntos sí hay culpa en el gremio).
Siento que la época de dictadura es una importante causa de estancamiento del periodismo chileno, ya que se sigue sumido a un miedo de ir más allá, de afrontar a quienes se deba, y de poner temas y mantenerlos siempre bajo la lupa (porque las cosas que se destapan en este país, más encima, no se siguen cubriendo con el paso del tiempo).
En este país pequeño ya nadie lee, por eso existe tan poca variedad... por eso tenemos que conformarnos con un artes y letras a los que nos gusta la cultura, o a un también poco objetivo La Nación para quienes pensamos distinto a los diarios más vendidos, en fin... mezclando todo esto, es una bendición para quienes nos gusta leer e informarnos que exista internet, y, sobre todo, los blogs. Porque es curioso lo que pasa, ya que los bloggers teniendo toda la libertad del mundo, terminan siendo mucho más veraces y objetivos que cualquier diario de este país.

Saludos, y buen post!

Francisca dijo...

Muy buen comentario Fau. No me gustan los lobos vestidos de ovejas como son varios de los medios "serios" del país...
Lamentablemente, yo tb. ando bien decepcionada con el cuerpo "Artes y Letras" :(
Me gusta la mirada que tiene Le Monde Diplomatique,el problema que es tan re caro, debería haber un subsidio para traer buena prensa a Chile y la creación y fomento de ella. De hecho opine en un comando presidencial sobre ello y es probable que trabaje en una comisión.
Muchos saludos a todos!!! siempre son tan geniales sus comentarios que me dejan chica con el blog xD !!!

Alma Rosa dijo...

hola niña, tenia pendiente esta visita y por fin aqui estoy!!!... esta práctica de venta&información como diriamos (veraz y oportuna) no solo afecta a los diarios, también estan los medios electrónicos,ejemplos em México hay muchos que han olvidado el verdadero fin que los llevo ante miles de personas... pero este mundo es tan diverso que lo que a unos gusta a otros no, que lo que a unos les parece mero afan recaudatorio a otros no... solo sé que si en un medio no puedo desarrollar libremente mis ideas, pero lo necesito para sobrevivir, tengo la opción de hacer las cosas por mi cuenta en donde si bien no gano, me nutro...

te felicito por tu espacio, es muy inteligente. cuidate..

Cristian Díaz Castro dijo...

Estoy muy de acuerdo cuando dices que nos enseñaron a recibir sin analizar y mirar sin cuestionar, lo peor es que cuando tratas de comunicar eso a los demás no es my bien recibido... ya estamos acostumbrados a que sea así, nadie se preocupa de su realidad como también dices, pero creo que situaciones como estas y otras más nos dan fuerza para prosperar y PRE-ocuparnos de lo que nos aqueja, lo importarnte no es "ver", es OBSERVAR.

Ahora el detalle con los diarios, supongo que la internet nos facilita la información mundial y nos da la elección de leer GRATIS lo que queramos.

Tiempo sin pasar por acá,pero aquí estoy, un abrazo!

Mathilde dijo...

Fran: nada que agregar
completamente de acuerdo

Mariano Salas dijo...

Dale una mirada al reportaje de Alejandra Matus sobre el diario La Nación en El Mostrador.... está muy bueno, y de una manera u otra aborda las temáticas de este post.

Mariano.