miércoles, 7 de octubre de 2009

Nos prometieron otra cosa

pancha_7

Nos prometieron paz y amor, nos pagaron los buenos colegios, nos educaron en la libertad, nos prometieron que estudiaríamos lo que quisiéramos, nos enseñaron a soñar, nos enseñaron a crear. Nos ayudaron en un comienzo a buscar nuestro destino, nos inscribieron en cuanto taller pudieron, nos enseñaron cosas sobre la democracia, nos malcriaron a veces, y sobre todo nos dieron la idea de que seríamos grandes. Nos felicitaron cuando nos iba bien, nos apoyaron cuando nos iba mal, nos controlaron, nos quitaron las regalías, nos premiaron y nos siguieron prometiendo. Nos embaucaron con el cuentito de la felicidad, terminaron convirtiéndonos en consumidores y aquí estamos buscando algo que nunca existió.

Después de tanto bla bla, me siento estafada. Podría haber un SERNAC para padres y una ley anti-promesas.

11 comentarios:

Alma Rosa dijo...

es la vida... felices promesas... aunque mal paguen mija.... sabes que podrìa ser peor???? sì, que te unas a su club..... a darle y si se promete cumplir, iniciando con uno mismo.

sabes uqe te quiero y el enfado hayque sacarlo, definitivo.

El Belo dijo...

Pues realmente para eso no hay quién enseñe.

Ni modo, sólo hay que tratar de no ser igual.

Saludos.

Javi dijo...

Que tierna foto Fran... veo que desde pequeña tenías afición por la música. Vamos, que es una veta que no puedes dejar pasar tanto tiempo ¿eh?

De existir el Sernac de promesas... eh, hasta yo tendría que ser multado. Me he mandado unas para el bronce con mi sobrina. Así que, ahora que estoy desde la vereda de enfrente, menos mal que no hay jaja.

Te dejo un abrazo Fran. Saludos para el Nico ;-D Que estén bien.

la MaLquEridA dijo...

Hacer promesas es algo que no cuesta nada, por eso las damos al por mayor.

No caigas en lo mismo, sé mejor, que los que te prometieron.

Saludos.

Lucía dijo...

Pero si no fuera por eso, no tendrían esa cosa que tienes, y tus ganas por cambiar esa realidad, tu realidad.
Despues de todo, a los padres no se les enseña, y lamentablmente a nosotros tampoco... Y si, por lo visto, los artistas viven de desepciones

Zulejka Ellyane dijo...

Todos invariablemente prometemos algo que no podremos cumplir... se les llama mentiras piadosas acá en mi pueblo... Lo hacen para darnos tranquilidad en ese momento...

Todos prometemos y a veces tenemos la intención de cumplir..pero la vida tiene muchos caminos y formas de enseñarnos que no siempre podemos hacer lo que queremos ..en ocasiones hay que hacer lo que tenemos..

Un saludo.

Jorge Luis Freire dijo...

sí, bueno. es grandioso consumir porquerías que no necesitamos, cierto?

Emilio Fredes dijo...

La ilusión es lo que nos mantiene activos, soñar y creer en lo que queremos. Tu padres te enseñaron esa forma de vivir, creo que mi también. Lo bueno de esto es que si a veces no resulta, naceran otra vez las ganas de intentarlo...

saludos!

franco ferreira dijo...

Proponlo.. en e´poca electoral no va a faltar el que prenda con este nuevo sernac para padres. Lo otro es convencerse de que pocas promesas se cumplen. Así, por lo demás, es más factible tratar de vivir feliz y en paz.
Cuídate mucho y ya estaremos en la entrevista para el podcast ;)

Francisca dijo...

Y qué pasa con nosotros? me doy miedo, pienso que voy por la misma línea de las promesas sin cumplir, espero no seguir haciéndolo...
Franco: sería bueno poner este tema en el debate presidencial, pero mejor aún sería brindarnos más oportunidades y que no quede todo en las manos de la familia en la que nos tocó crecer.

Cariños a todos!!! y gracias por sus comentarios! :)

Anaís Sandiego dijo...

Totalmente de acuerdo, Fran. Me acuerdo que siempre nos decían que la mentira siempre se descubre, que a la gente honesta le va bien en la vida... Y resulta que uno descubre que los mentirosos y los deshonestos son los que la tienen más fácil.

¡Y no me vengan con el cuento de que en el Cielo se pagan los pecados! Miren que yo estoy en la tierra y nadie me puede asegurar nada de lo que pase después de la muerte.

Un abrazo.