jueves, 10 de diciembre de 2009

Celebrando la muerte

Celebracion_detractores Es raro celebrar la muerte de alguien, y debe ser muy inhumano realizar algo así, pero bueno, esa vez, hace justo tres años, lo hice; celebré la muerte.

318798145_9407e84415_o

Era día domingo, 10 de diciembre, día de los DD.HH. Mi mamá estaba en la cocina casi lista para que almorzáramos, mi hermana acostada enferma, y yo en el estudio. No sé por qué,  pero encendí la vieja tele que aún está al lado del escritorio para ver las noticias. Con los años me he dado cuenta de que algo me hizo encender la tele, y fue justo porque  segundos antes con mi mamá dijimos “¿te imaginas cuando se muera Pinochet?”, porque como estaba hospitalizado, justo en la pitilla, era algo muy probable que sucediera. Apenas la tele encendió, en el canal 13 la Soledad Onetto puso cara de espanto cuando dijo que el hospital militar acababa de dar un comunicado… fue cosa de segundos, 320059092_e6b0644123Pinochet había muerto. Corrí y grité directo a mamá “¡Mamá!, no me vas a creer, ¡murió Pinochet!”. Mi vieja quedó paralizada, mi hermana puso cara de muerte (no porque sea Pinochetista ni nada de eso, sino porque todos sabemos que se iría sin pagar todos sus crímenes). Varios segundos después, mamá reaccionó, rió un poco, le dio cosas, yo estaba tan eufórica, no sabía bien por qué, pero estaba como loca. El almuerzo fue rapidito, porque apenas nos sentamos en el comedor comenzamos a escuchar las bocinas de los autos que iban directo a celebrar a Plaza Italia. Recién comidas, corrimos, muertas de calor pero felices. Había un clima extraño, una 319509796_a2941316a9tensión cargada de alegría, mientras muchos se quedaban en casa lamentando la muerte del dictador, algunos porque no pagaría en vida todos sus crímenes, y otros porque se les había muerto el salvador. Pero nosotras estábamos a mil, saltando, cantando, tomándonos las manos, mirándonos con cara de nolopuedocreerporlareconcha, pero felices, demasiado felices para ser una muerte. Recuerdo ver a mi profe de historia del cole, el tío Feña, nos abrazamos y saltamos, gritamos como nunca he visto a un profe-alumna hacerlo, fue genial. Muchas otras personas se encontraban y lloraban… Todo era llanto, pero no de pena.

pinochogh9

Desde ese momento, e incluso días antes, Chile se paralizó. Fue genial ver la cobertura de los medios, hablar de esto con todo el mundo, hacerlo tema principal, celebrar y recibir la champaña en los brazos y en el pelo, pero también tuve miedo… La cara de Pinochet, es lejos lo más escalofriante que he visto, portada de todos los diarios, a _42337113_061210-pinochetafp300lo “Liz Taylor” en el The Clinic, en la tele, en la radio también la describían, soñé con esa cabeza hinchada, sacada de una mala película de terror.  También temí encontrarme en la calle con aquella fanática que defendía tanto a su “general” a su “salvador” y que protagonizó escenas de violencia, algo muy típico de la raza del fanatismo, sea del lado que sea.

Muchos decíamos que no estaba en el infierno, porque ni ahí lo admitirían, otros decían que hizo “perro muerto”, porque se fue sin pagar, otros lloraron en serio, otros gritaron aún más en serio… fueron días locos. Hoy, y que ironía, en un nuevo 10 de diciembre, un nuevo día de los DDHH se conmemora la muerte del dictador. Para mi, la muerte de Pinochet es uno de los momentos más memorables de mi vida, como cuando ganó Lagos las elecciones el 2000, como cuando González y Massú ganaron los juegos olímpicos, como cuando Chile clasificó a Francia ‘98 y Sudáfrica 2010. Fue una celebración, una epopeya más parte de esta generación.

aquitampoco De Guillo, quien tiene un fabuloso libro que se titula “Pinochet Ilustrado” (completamente recomendado)

9 comentarios:

Zully dijo...

Espero que un día se acaben todas las dictaduras del mundo.. sean de cualesquier especie que sean... Ojalá un día de verdad podramos vivir tranquilos.. en armonía.. con respeto y voluntad..

Enhora buena por chile .. que cerro con esa muerte uno de los capitulos más atroces de su historia.

Saludos! =)

Janendra Cien Pájaros dijo...

Que impresionante y que comprensible. Feliz aniversario y esperemos que el occiso esté en un cálido y agradable lugar. Besos.

Emilio Fredes dijo...

Ese fue sin duda un momento importante, ya sea por quienes esperaban su muerte o para los que no la querían. Si hasta la fecha fue una paradoja...

excelente relato

nos leemos!

Novak dijo...

Que pasará cuando muera George Bush o Hugo Chávez?

Yo al menos si haré un twitt por eso =)

Morgana El hada dijo...

Hola encontre tu blog por casualidad y tengo que decir que me encanto esto , al principio cuando dices que no esta bien celebrar la muerte de nadie sin embargo tu lo hiciste demuestra que nada en la vida es una verdad cierta y tuvo que ser increiblemente liberador, ojala algun dia no exista nadie que merezca que celebren su muerte porque significara que los humanos hemos encontrado la paz.

morgadoki dijo...

hola francisca, sabes? tengo una curiosidad.. tu como chilena, que piensas sobre que bachelet lo enterrara con honores?

Francisca dijo...

No se le enterró con honores, solo se hizo una ceremonia de las fuerzas armadas, pero no con honores de estado, lo que fue muy polémico a nivel mundial.

morgadoki dijo...

francisca pero no me respondistes... y para ti, que significo?

Francisca dijo...

pues te respondí que no fue así, y que está a la altura de una presidenta como ella, que jamás daría honores de estado a un asesino