martes, 8 de diciembre de 2009

Fetiche #2; la cajita de tronco

fetiche_052

Crean que no es nada de fácil hablar de este fetiche justo en este momento, pero lo haré porque estaba en mi lista desde hace tiempo, y por más que trato no puede desaparecer.

Años atrás, cuando las cosas eran felices y tranquilas, me trajo esta cajita hecha de un delgado tronquito. Siempre de sus viajes me traía algo curioso o al menos algún pequeñito recuerdo que me hacía recordar que su vida es así, y que si lo amaba tenía que esperarlo de sus trabajos en terreno. Y así siempre fue, como en cada salida a terreno lo fui a dejar y a buscar, me encargué de saber todos los días como estaba, como se sentía, que cosas nuevas contaba, como siempre soñaba llevarme al lago de noche, con la luz de la luna, como siempre se acordaba de mi, y como yo lo llevaba conmigo en cada momento y en cada lugar. El regreso era una cosa de aquellas. No nos podíamos soltar, nos habíamos extrañado demasiado, más de lo que se debería. Recuerdo la tristeza que sentía al no tenerlo cerca mío, pero también recuerdo la alegría de volver a verlo, casi como una ilusión, con ese beso mojado y su mirada perdida de amor.

fetiche_050

Ahora solo me quedan sus regalos, los que seguirán llenando varios espacios de la larga lista de fetiches que tengo. Pero hablo más de la cajita; la amo porque es tan natural pero perfecta a la vez, tan simple y tan sofisticada a la vez, tan bella, y tan extrañamente fea a la vez, de esas bellezas extrañas. A veces pienso que eso te hizo acordarme de mi, y que por eso me la trajiste. En el centro tiene una flor, un extraño corazón, casi como una promesa, mientras la gente que nunca nos conoció ni supo siquiera de una pizca de nuestro amor sigue hablando y comentando, metiendo la chuchara con sus comentarios fuera de lugar, sin saber cuanto nos amamos y cuanto soñamos, cuan incondicional sigo siendo a pesar de toda esta pesadilla y el daño causado, cuanto te amo a pesar de la traición, cuantas veces lloramos de amor, cuanto sufrimos ahora…

6 comentarios:

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

Ay, pequeña... Cuánto te entiendo. Cualquier cosa, ofrezco compañía.

Total, te he visto varias veces por Provi ^_^

Alma Rosa dijo...

:) te quiero mucho

P´PITO dijo...

he he heeeeeeeeyyyyyyyyyy

que ha´bidoooooo!!!!

pasando a saludarte y ver tu post....

lloramos por amor??????
todabia no lloro por amor...solo sufro!!!!

saludos

Zully dijo...

Chámaca... cuando se ama así como ustedes se han amado.. se sufre en la misma intensidad... No pongas oído a nada que no sea tu corazón y tu razón, será lo único que te saque de este bache.. te lo digo yo.. que lo he pasado asi...

Cuando menos pienses.. diras.. prueba superada...

pd: yo pienso que si le recuerda a ti.. pero pienso que más que por feo o bello.. Es por que es único en su especie.. no creo que se logre fabrícar otro exactamente igual... ;)

Naty Rozas dijo...

linda cajita!

y bueno... el tiempo deside y cura lo que tenga que curar...

Cariños"

Naty Rozas dijo...

no grabo mi comentario!
:(

te decía que la cajita está linda y que el tiempo deside y cura lo que tenga que curar...

Cariños"