sábado, 23 de mayo de 2009

La cuerda del reloj, ¡cu-cú!

Favor de leer “Instrucciones para dar cuerda al reloj” y compartir un grato momento con Julio…42-21994694

“¡Qué rico, se me pasó el día volando…!” cri, cri, ese es mi peor miedo, que la vida se me pase volando entre rutinas y actos sin sueños. ¿Qué puedo hacer para que esto no suceda?. A ratos no sé que hacer para que mi vida no tenga ese olor a sinsentido todas las tardes cuando llego a casa. Tampoco sé en que segundo, minuto u hora tiene cabida ese sentido que yo misma me he propuesto y que me ha quitado justamente tiempo para proponerlo dentro de mis actos y voluntades.

Sé que soy del tipo de persona odiosa, que en muchos lugares estorba, de esas que se propone cada cierto tiempo analizar su vida y que pasa por ella de acuerdo a los cambios y progresos (o retrocesos) que ha tenido. Replantear mi tiempo, replantear mis ganas. Encontrar los momentos, pero cuando ese tiempo escasea, vaya que es difícil encontrarlos.

¿Qué hacer con mis años y mis proyecciones? ¿Deberíamos dejar de dormir o entender de una vez por todas que la vida es corta y debemos dedicarnos solo a lo realmente importante? Sería importante abolir esta esclavitud, es casi urgente dejar a la vocación el tiempo, y darle al tiempo un par de vueltas más de reloj.

Queridos amigos blogueros, mis más sinceras disculpas por no dedicarles tiempo, pero para variar anda tan escaso, que solo en pequeños oasis como este, puedo sentarme a escribir y compartir con ustedes. Los adoro!

6 comentarios:

Javi dijo...

Hola Fran:

Nadie estorba, linda. La persona que te dice eso, realmente, no te quiere...

Cuando uno ama, comparte, quiere... acepta al amigo(a) como es.

No pidas disculpas por tu falta de tiempo, a todos nos pasa... es producto de la vida acelerada que tenemos hoy.

Te dejo un abrazo, agradeciendo tu visita y comentario en mi blog ;-)

Nos seguimos leyendo.

Sinfónica dijo...

tu blog tiene el mismo color que el mio, y me gusto, es lindo tambien, gracias por leerme, lamentablemente no esta en uno ser una conserva, aveces pasa, pero hay que seguir adelante y colocarse en otro mostradero de supermercado,

saludos.

Fau dijo...

Mientras estés cumpliendo con tus metas, sueños y todo eso, se te perdona, jaja.
lo mejor siempre es seguir los ideales y hacer lo que nos gusta.

saludos!

Francisca dijo...

Tal vez ese sea justamente el problema :(

Anaís Sandiego dijo...

A mi también me falta tiempo para un montón de cosas. Por ejemplo, hay cosas que sé que jamás podré hacer y me desespero y quisiera tener más vida para ver más películas, leer más libros y descubrir nuevas páginas interesantes en internet.

Gracias por pasarte por mi blog, nos estamos leyendo ;) (y me ecnantó también que incluyeras las intruccionesde Cortázar, un grande).

Saludos.

Anaís S.

Micro Pensamientos dijo...

Fran (te respondo a tu comment en mi blog)

El tema es que cuando no me la jugué fue porque él ME LO IMPIDIÓ! Pero, hasta ahora me lo saca en cara y no se da cuenta (no sé si será tonto o no quiere darse cuenta) que no fui yo quien decidió eso. Para él siempre ha sido más fácil entregarme toda la responsabilidad a mí. Todo lo que pasó en nuestra relación (mientras duró) fue por mi culpa. Las peleas, los malos ratos, todo fue mi culpa.
Pero no reconoce que fui la que se la jugó; que se pasó por la raja a la familia, que viajó infinitas veces a verlo (aunque fueran un par de horas) y que fui yo la que pospuso algunas cosas que me apasionaban por él.
Pero bueno, esta fue una ocasión que tuve para sacarme la mierda de encima. Hace rato que tengo mi mente en otra cosa, pero siento que aún me quedan algunas pequeñas amarras con mi pasado. Y estoy poco a poco tratando de soltarme y, aunque me ha costado, siento que por primera vez lo estoy logrando de buena manera.

Con respecto a tu publicación, cuando el tiempo escasea a veces es bueno hacer un alto y dejarse un ratito que sea para regalonearse. Nadie estorba, solo que a veces ni nosotros mismos nos soportamos y creemos que al mundo le pasa lo mismo con nosotros, pero créeme que no es así! Ojalá que te tomes un tiempito, aunque sea en la noche, te des un buen baño de tina, con mucas burbujas, música relajada y poca luz (velas en lo posible), de verdad que te servirá mucho y mientras estás ahí inevitablemente pensarás en lo que has hecho y lo que quieres hacer... pensar en lo que queremos construir muchas veces ayuda!


Cariños para tí Fran!