domingo, 9 de marzo de 2008

Y hoy... ¡El día del hombre!

Por más que el eterno lío de la lucha de la mujer contra el mundo machista se radique incluso en un día con fecha establecida, no puedo dejar de referirme a los hombres que han sido pilares de mi vida (esto no quiere decir que tanto como mi abuela, madre, tías y amigas no hayan sido un pilar de mi vida), pero si me gusta aprovechar el día siguiente al del día internacional de la mujer para rendirles un tributo a tres de los hombres más importantes de mi vida.
- Mi abuelo: su nombre es Washington, y por lo que viví con el me basta para describirlo como un hombre esforzado, de gran enteresa y poseedor de valores y habilidades sin igual. Él, me enseñó las primeras cosas que recuerdo haber aprendido en mi vida. Un hombre bonachón, buen cocinero, preocupado de los suyos, alegre y prudente que me enseñó en los pocos años que compartí con él, las cosas más importantes de mi vida, como querer y ser querida. Al igual que mi abuela, me es un ejemplo de vida. Sus dibujos, sus ideas, la forma en la que trabajaba, su entrega y su papel como esposo, padre y abuelo, me han dejado marcada para el resto de mi vida. Hasta el último de sus días, su prioridad fue la familia. Por algo mi abuela siempre conversaba con él mediante la oración, y siento, que aunque no esté físicamente con nosotras, nunca ha dejado de cuidarnos. Fue mi verdadero padre.
-Mi hermano: es raro, porque llegó en un momento tan difícil de mi vida... Mis padres estaban separados y ambos comenzando sus vidas nuevamente alejados del otro. Mi papá comenzó su vida con una mujer desconocida y al poco tiempo nos contaron la llegada de este ser maravilloso, que se pasó a llamar José. Me ha hecho inmensamente feliz, aunque no vivamos juntos. Si hubiese sido así, creo que mi vida hubiera bordeado la perfección. Pero a pesar de la constante distancia que ambos tenemos, se ha convertido en mi gran amigo y compañero de juegos. Mi pequeño Cote :)
- Mi Eterno: llegó en las peores condiciones que un amor puede llegar; con forma de imposible. Con el tiempo y la madurez necesaria me demostró, incluso, ser mucho más de lo que pensaba. De Nicolás me enamoré cuando solo tenía 14 años y fue algo que removió mi vida en todo sentido. Antes ni pensaba en tener una pareja con el cual pudiera proyectarme (entre medio hubieron varios intentos fallidos propios de la edad). Encontraba absurda la idea del matrimonio, y no podía concebir la idea del amor de la forma tan intensa de la cual me han hablado en cuentos, películas e incluso ¡en la realidad! (rayos! mis propios abuelos!). Me hizo ver otras cosas en la vida, y hoy en día somos una pareja que se complementa y hemos crecido juntos, presentes en cada paso del otro. No puedo creer que estamos ad portas de comenzar una vida juntos. Un tipo encantador, inteligente, interesante, divertido, y bueno de aquellos que se les nota en los ojos.

Quienes me conocen, saben que no soy ninguna re
presentante del feminismo, menos el excluyente. En los hombres he econtrado amigos y personas en las que confiar. Me he nutrido de sus conocimientos y habilidades, como espero que ellos también hayan recibido algo de mi. En lo personal, me ha tocado vivir en una generación muy abierta, en la que solo depende de uno tener los mismos derechos. Porsupuesto, que por lo demás amo las diferencias que el género representa, y no hay mejor igualdad, a mi forma de ver, que dejar de enterrar al otro en sus defectos, cobijarnos en los distintos aportes, que en la diferencia podemos hacer. Estoy feliz por las mujeres que a lo largo de la historia han logrado conseguir cosas importantes. Tristes por las tantas tontas que se faltan el respeto ellas solas y que esperan desesperadas a un macho alpha en vez de un compañero de vida. Salud! he dicho!

1 comentario:

Little Nemo's Kat dijo...

¡Diga usted que sí! Hay que seguir luchando por la igualdad genérica (aunque se me antoja aún lejana, me temo). Ese día aprenderemos a ver personas en vez de sexos.

Gracias por la visita y enhorabuena por saber rodearse de tan buenos aliados! ;)