viernes, 6 de marzo de 2009

La ocupación de Gata

DSC03532 No es que ella se encuentre de vacaciones todo el tiempo y se entretenga lengüeteándose, es que vino al mundo a lavar su cuerpo, sus pelaje, sus orejas, sus patas.

No es que juegue con las  polillas, sino que se le han DSC03526encargado controlar la plaga más insoportable del año que ataca a la comuna.

No es que sea floja y duerma todo el tiempo, ella es una actriz encargada de protagonizar las más increíbles historias que se estrenan todo el tiempo en el país

DSC03530

de los sueños, y al cual todos visitamos.

Y cuando no está ocupada, se relame comiendo atún y mariscos, mientras lidia con sus pellets, para luego cepillarse los dientes con sus garras, cayendo en  su propio cuerpo, sin poder sostenerse en sus patas traseras.

Gata me acompaña en estos momentos, en los que estoy tan ocupada como ella, en casa, cumpliendo sus mismos ritos.

Hace unos años le escribí unas locuras en un antiguo blog:

Come los tallos, come el algodón.
Raspa y salta, traga el almidón.
Mata al jurel, mata al tiburón.
Se cree una reina, quizás un semidiós.
Prefiere el cariño, odia el rasmillón.
Ronrronea con ternura, maúlla con humor.
Corre con gracia y descansa, cuando no.
Pero sus instintos ha cesado, sin petición.
Y al llegar la noche, duerme como ratón.

5 comentarios:

Marcel Pommiez Aqueveque dijo...

Los gatos de casa viven de vacaciones, buen Blog....



Un abrazo,

Crees que hay referentes blogueros en Chile, viita mi blog....

Micro Pensamientos dijo...

Siempre me han llamado la atención los gatos, aunque soy alérgica... el gusto de tenderse al sol, de maullar y acurrucarse hasta seguir durmiendo... qué vida!
Muchas gracias Fran, espero de verdad que no sea nada que me haga pasar un susto, aunque debo reconocer que me muero de miedo. Todo se sabrá entre lunes y martes, ahí tengo hora y tendré que hacerme los exámenes pertinentes.
Muchos cariños, y muchas gracias por el ánimo también.

Saludos, Paulina.

Fau dijo...

Jaja, qué buenos escritos.

Me encantan los gatos también. Aunque hace tiempo no tengo uno de mascota. Extraño las peleas entre las uñas de mis gatos y mi mano toda rasguñada, jaja.

Saludos!

Erik Fernández Farfán dijo...

ésa es una descripción fascinante del felino familiar con un poema a la altura, no deje que la altura le provoque mareos. Ud. puede, no lo olvide.

la honestidad, antes que los aplausos...le darán mejor vida.

saludos

erik

Javi dijo...

Excelente Fran, qué manera de gustarme lo que escribiste... a veces, es rico tener algo de vida de gatos.

Un abrazo para ti, suerte en todo.

Ps: "aún no voy al teatro, creo que estoy güateando... ¡Agg!"